/La
leucemia
se curará.
Ayúdanos
a decidir
cuándo/
Lucía
24 años
Donante de médula
Esta soy yo, la que te acaba de dar este papel, el día que doné médula...
Una noche como otra cualquiera, a mi hermano lo ingresaron. Tenía leucemia mieloide aguda. Hasta ese momento siempre había sido una persona sana, deportista... pero todo cambió de repente. Para curarse, necesitaba un trasplante de médula. Por suerte, pude ser yo su donante. Hasta entonces, yo pensaba que era algo complicado y de riesgo. Por eso, hoy quiero que todos sepan que no es así: salvar vidas es fácil y sólo depende de nosotros.

Como yo, muchos otros pacientes y sus familias nos hemos unido para poner fecha al final de la leucemia. Y esa fecha puede ser mañana.

Soy papel, recíclame y no me tires al suelo, por favor.