Ana
32 años
Leucemia mieloide crónica
¡Estos somos mi hermano Juan y yo en la campaña del año pasado!
En el año 1997 mi hermano Juan fue diagnosticado de Leucemia. Yo tenía 12 años, él 14, y fui su donante de médula. La salida de la niñez para nosotros y nuestra hermana fue dura, pero tuvimos la suerte de que nuestra médula era compatible casi al 100% y, tras muchos años de lucha, Juan nos acompaña y nos inspira con sus ganas de vivir. Me volví a inscribir como donante, para que otro "Juan" viva e inspire como el nuestro.

Como yo, muchos otros pacientes y sus familias nos hemos unido para compartir contigo el mejor anuncio del mundo: que te digan que la leucemia está curada.

Soy papel, recíclame y no me tires al suelo, por favor.