Jesús Antonio
año
Síndrome mielodisplásico
¡Qué la investigación no pare nunca!
Hace unos años mi abuelo, Jesús Antonio, se puso malito. Lo pasó muy mal y tuvo que superar un rechazo. Ahora han pasado cinco años y se siente recuperado y puede seguir disfrutando de la vida. Sólo podremos hacer frente a estas enfermedades con la investigación. ¡Colabora!

Como yo, cada año miles de personas son diagnosticadas de leucemia, linfoma, mieloma u otros cánceres de la sangre. Muchos son niños puesto que es el cáncer infantil más frecuente.

Hoy salimos a la calle para dar voz a nuestra lucha y gritar bien fuerte que
SOMOS IMPARABLES CONTRA LA LEUCEMIA. Pero necesitamos tu ayuda para continuar investigando.

Soy papel, recíclame y no me tires al suelo, por favor.