Ricardo

Todo empezó en 2015. Mi marido, Ricardo Pirajón, tras una leve sensación de cansancio y petequias, fue diagnosticada de leucemia linfoblástica aguda. Recibió protocolo hiperCVAD, ocho ciclos de quimioterapia, una trasfusión y estuvo diez meses hospitalizado. Finalmente, en diciembre de ese mismo año fue trasplantado de médula ósea gracias a un donante emparentado, su hermano Jaime con quien es compatible 100%. Un año de trabajo incansable, con mucha fuerza mental para llevar a cabo este cambio de vida.

Iniciamos el proceso de recuperación. De pronto supimos de la existencia de la Asociación Colombiana de Deportistas Trasplantados y nos vinculamos con ellos: preparación física dirigida, muchas competiciones, medallas y una gran alegría por sentirse vivo. En noviembre de 2018, Ricardo representó al país en los juegos Latinoamericanos de deportistas trasplantados en Salta, Argentina. Obtuvo dos medallas de plata en diferentes competencias de ciclismo y se sintió feliz de haber podido vivir una experiencia tan positiva.

Justo cuando regresó de su competición en Argentina, uno de los tobillos se le empezó a inflamar. Todo parecía indicar que podía ser una tendinitis, que sería normal por la exigencia de la competición, pero… pasaron noviembre y diciembre y el tobillo no se desinflamó. Así que finalmente le tuvieron que realizar algunas pruebas para saber qué sucedía.

Fuimos al ortopedista oncológico y sugirió hacer un chequeo hematológico. Nosotros estábamos tranquilos porque los resultados de sus controles estaban saliendo perfectos, sus cuadros hemáticos eran similares a los de una persona de 30 años.  Pero después de ese chequeo, recibimos la noticia más triste que nos podíamos imaginar: Ricardo había recaído.

Desde hace tres semanas estamos nuevamente en hospitalización y poniendo en marcha toda la documentación para un segundo trasplante. Aunque el miedo nos ronda, tomamos fuerzas para continuar, nos queda mucho por vivir, muchas competencias por disfrutar, momentos familiares por planear, queremos vida para honrar las segundas oportunidades, porque… ¡Nosotros también somos IMPARABLES!.

Página web actualizada 15/03/2019 10:22:04