Adela

Soy Adela, paciente de Leucemia Mieloide Crónica y de Leucemia Linfática Crónica. Tengo 56 años y no colecciono sellos, cromos, soldaditos, no... Colecciono leucemias.

Como se ve en la foto ningún papel con resultados hematológicos me va a quitar la locura de vivir que tengo. Mis comienzos no fueron tan asimilados como en la actualidad, ésa es la verdad. Estaba trabajando supliendo vacaciones como auxiliar de clínica en el hospital de Valme en Sevilla. Era el año 2005 y estaba muy contenta por tener 3 meses de contrato.

En un control de medicina preventiva que realizaban, mi analítica tenía más estrellitas que el uniforme de un capitán. ¡Impensable! Me encontraba estupendamente. Ante la sospecha, me remitieron a la  Dra. Simón la cual me hizo la punción medular, eco, etc. El diagnóstico confirmó todas las sospechas: Leucemia Mieloide Crónica. Tengo que decir que la amabilidad, interés y dedicación de la doctora hicieron que el golpe fuera un poco más llevadero, tanto para mí como para mi familia.

En esos momentos, mi familia y amigos fueron para mí un apoyo, tanto para llorar como para reír... todo es necesario. Ese fue para mí el primer tratamiento para mi enfermedad: el cariño. En un caso así, todo el mundo enferma, no solamente el paciente, y tiene que ser muy difícil mantener el tipo ante la enfermedad de un ser querido. Pasé al Hospital Virgen del Rocío por cercanía a mi domicilio y hasta su jubilación fui llevada por el Dr. Parody.

Comencé mi tratamiento con Glivec durante 4 años. Posteriormente, la Dra. Montero, que es la que actualmente me lleva, me cambió a Tasigna por un aumento de la actividad molecular.

Actualmente llevo 2 años con este tratamiento y totalmente asintomática pero, en febrero de este año, nuevamente en un control, me diagnostican una LLC (Leucemia Linfática Crónica). ¿Cómo es posible? Pues sí, lo es. No necesito tratamiento para esta nueva, solamente tendré que acudir a más controles que antes.

No voy a negar que el miedo es humano, negarlo es absurdo, pero no se puede apoderar de mí, no se lo permito.  He trabajado de vendedora, monté una guardería infantil, una residencia de ancianos, me he casado, he tenido 3 hijos maravillosos que, cuando ya crecieron, hice  realidad mi sueño, ser auxiliar de clínica, sacarme el carnet... ¿Todo hecho? Para nada, mis planes de futuro son inmensos, ser abuela para convertirme en niñera, estudiar inglés, lenguaje de signos y por supuesto viajar, viajar y viajar. Como sé francés sólo estamos viajando a Francia (la foto que veis es en Notre Dame, Paris), a excepción de un crucero por las islas griegas. Tan sólo una vez fuimos a Londres y por eso mi interés en el inglés. Quiero ver Japón, Alemania, Noruega, otro crucero.......y cuando sea más viejecita y no pueda coger aviones, pues por España que es maravillosa y no tiene nada que envidiar a fuera. Pero eso cuando sea vieja :)

Página web actualizada 15/10/2019 15:26:24