Alejandro

Paciente Alejandro 1

Alex rodeado de sus peluches

Desde la Fundación Josep Carreras, queremos compartir con vosotros el testimonio y los planes de Alejandro, un pequeño que actualmente tiene 5 años. Quien mejor para explicar su historia que Carlos, su padre:

"Todo empezó un 9 de julio de 2009, cuando a mi pequeño Alex de 3 añitos, le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda de riesgo intermedio.

Todos pretendemos vivir una vida "normal": trabajo, casa propia, coche, familia, vacaciones..., siguiendo unos patrones establecidos y guiados por la sociedad del bienestar y totalmente lícitos, y mientras todo vaya sobre ruedas, no existe nada más fuera de "nuestras fronteras". Esto es o era MI MUNDO.

Pero como os decía, todo empezó el 9 de julio de 2009. Como cada mañana, nos levantamos, desayunamos y lo llevé a la guardería. Pero a mediodía, Alex empezó con un dolor en el vientre, lo tenía muy hinchado y duro como una piedra. Pensamos que sería un virus como otro cualquiera y que con un poco de reposo, Dalsy o Apiretal, se le pasaría, pero nada más lejos de la realidad. Finalmente lo llevamos a urgencias y allí le hicieron una analítica. El pediatra de urgencias, sin decirnos todavía el diagnóstico, nos informó que debía ingresarle para hacerle al día siguiente más pruebas. Al ver su cara y cómo nos lo estaba diciendo, le pedí que por favor fuera sincero conmigo porque yo sabía que algo malo estaba pasando. Al oír la noticia, el mundo se nos hizo pequeño, el dolor es indescriptible y no paras de llorar. La noche fue eterna, mi mujer y yo éramos como dos almas en pena que no podíamos consolarnos mutuamente porque no desprendíamos consuelo, sólo dolor.

Paciente Alejandro 2
El pequeño Alex, muy sonriente

Paciente Alejandro 3

Alex muy animado jugando con la play

El hecho es que al día siguiente, le hicieron una prueba de punción de médula y con eso confirmaron el resultado: leucemia linfoblástica aguda. Fue muy duro escucharlo porque siempre hay una esperanza de que te digan otra cosa, pero no eso. De todas maneras, el Dr. Luis Madero, para nosotros, desde ese momento representante de Dios en la tierra, nos calmó y nos dio palabras esperanzadoras así que, de estar en un estado de ansiedad, depresión y de angustia, pasamos a unos minutos de sosiego.

Posteriormente, tuvimos que darle la noticia al resto de los familiares: a su hermano de 9 años, a los abuelos, a los tíos y supongo que ya os podéis imaginar la escena.

Paciente Alejandro 4

Alex junto a su hermano

No ha sido un camino fácil, hemos pasado por momentos muy duros: miles de pruebas, varios medicamentos, una insuficiencia respiratoria, vómitos, malos humores....

Ya han pasado 2 años desde que nuestras vidas dieron un giro de 360º. Durante todo este tiempo se han sucedido diferentes estados de ánimo que hemos tenido que superar, quitando piedras del camino, pero que sin el apoyo de amigos y familia, hubiese sido muy complicado.

Paciente Alejandro 5

Alex con sus padres y hermano

Paciente Alejandro 6

Alex rodeado de su familia

Gracias a Dios, estos dos años han pasado muy deprisa y parece que nuestra vida está empezando de nuevo a girar, no hacia atrás, sino hacia adelante y con expectativas de curación mayores a las que nos suponíamos desde entonces. Esto es un día a día, igual que estamos arriba, se puede volver a caer, pero cada minuto y cada hora que pasa, poco a poco, le vamos ganando la batalla a la leucemia.

Paciente Alejandro 7

Alex con el uniforme del cole

Como le digo siempre al peque, todavía tiene que dar mucha guerra y no es su turno para que se gane las alas blancas. Lo que le hace sufrir, le hace más fuerte, así que estamos seguros que acabaremos venciendo esta batalla. De momento, el pasado día 5 de julio, por orden del médico, dejó de tomar la medicación, fuera pastillas, y desde ese mismo día, todo empieza a ser clave para la curación, porque en el caso de que recayera (tiene un 90% de que no), entonces tendrían que hacerle un trasplante. Pero de momento, somos positivos, y ahora solamente toca revisión y analíticas cada mes durante los primeros seis meses, después ya se verá, pero siempre miramos al futuro. Como dice una frase que le gusta mucho a él de Woody Allen: "Me gusta el futuro porque es el lugar donde pasaré el resto de mi vida".

Paciente Alejandro 8

Alex ha dejado la medicación

Solamente me queda decir que disfrutéis de la vida y hacédsela disfrutar a los demás, el tiempo pasa rápido y la vida avanza a igual ritmo. El pasado viernes día 8 fue su cumpleaños número 5 y el sábado día 9, empezó su segunda oportunidad, así que bienvenido sea ese día también. 2 años han pasado ya, hay que ver cómo pasa el tiempo....

Como sabéis, los planes de Alex, poco a poco, se han ido cumpliendo, pero todavía hay uno que es muy, muy importante y es que de todo corazón, deseamos que la leucemia sea algún día una enfermedad curable en todos los casos. Mi hijo sopló las velas de su quinto aniversario, con la misma fuerza con la que se le impuso a esta cruel enfermedad y de momento ha vencido y le ha ganado el terreno.

Paciente Alejandro 9

Alex el día de su quinto cumpleaños

Muchas gracias a todos por todo el apoyo que nos habéis dado y el cariño y afecto que hemos sentido".

Carlos

En nombre de Alejandro, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ 

Página web actualizada 28/11/2021 13:09:30