Ángel

Ángel, paciente de leucemia

Hola, soy Ángel Manuel Domínguez y en agosto del 2010 me detectaron leucemia. Me hicieron un tratamiento de quimioterapia y en abril de 2011 me hicieron un autotrasplante. De momento y aparentemente, las pruebas que me hicieron indicaban que la leucemia había remitido en su totalidad. Sin embargo, al poco tiempo detectaron que las plaquetas y la hemoglobina no terminan de normalizarse por lo que, después de varias analíticas, el jefe de hematología del hospital universitario de Canarias me comunicó que tenían que hacerme un trasplante de un donante no emparentado, ya que mis células estaban envejecidas y no daban lo que deberían.

La noticia fue una "sorpresa" y un disgusto indescriptible después de pasar por ese largo, duro e ilusionante camino: quimio, autotrasplante y aislamiento total por la bajada de defensas, normal en estos casos. Me pusieron un tratamiento de "vidaza" (bendita y santa vidaza) una semana al mes y tuve la gran suerte de que me dio un resultado positivo en la segunda sesión, cuando lo normal y previsto por los hematólogos es a partir de la 5ª o 6ª sesión.

Ahora mismo continúo con el tratamiento y todo sigue su camino positivo, especialmente al saber, según me informa el jefe de hematología, que al parecer ya están trabajando con algunos posibles donantes compatibles. Mientras me encuentro "bien", las plaquetas suben a una media de 100.000 cuando me ponen la vidaza y me pinchan un par de inyecciones en la barriga dos veces por semana. Acudo a un control analítico y a la consulta cada semana para ir vigilando plaquetas y sangre, todo esto ya en el hospital de día, donde estoy yendo hace ya varios meses. Así da gusto, hacer vida en casa con el cuidado y cariño de mi mujer, mis hijos y hermanos, que, por cierto, ninguno es compatible.

Ángel, paciente de leucemia en el hospital

Me he puesto en contacto con la Fundación Josep Carreras y de nuevo se me ha abierto la ilusión, sobre todo por cómo me han atendido y con qué rapidez y talante. Ojalá lo hubiese descubierto antes. Un abrazo para todo ese bendito equipo y, lo mas importante, animar a todo el país a que se hagan donantes y a que los cordones umbilicales se donen al 100%, tendríamos que hacerlo por ley, ya que, por experiencia sé y me consta que no se da la información oportuna a cada futura madre de donar ese tan preciado cordón. Tenemos que pensar que todos estamos en el mismo saco o lotería, que ojalá se desechen por no tener necesidad de uso.

Ahora  toca esperar a que siga el protocolo de ver si los donantes siguen adelante y de esperar los resultados de la delicada y profunda analítica del donante definitivo para proceder a realizarme el trasplante.

Y en ese punto estamos: con mucha ilusión, contento con el trato de los profesionales que me han y me están atendiendo y como no, con la Fundación Josep Carreras, que ya es el no va más. Es importante mantener la ilusión, especialmente cuando te llegan noticias frescas de personas que han pasado por  lo mismo. ¡Ánimo a todos y estamos en contacto cuando quieran!

Si quieres informarte sobre qué es la donación de médula ósea para ayudar a muchos pacientes de leucemia a tener una oportunidad de curación, haz clic AQUÍ. Recuerda que la donación de médula ósea es altruista, anónima y universal. Si te inscribes como donante de médula ósea, has de estar dispuesto a hacer efectiva la donación para cualquier persona del mundo que lo necesite. Si quieres más información, escríbenos a donants@fcarreras.es o llámanos al teléfono gratuito 900 32 33 34.

También puedes hacerte socio de la Fundación Josep Carreras. Con muy poco, nos ayudarás a continuar investigando.

Página web actualizada 09/07/2019 16:37:23