Día Mundial del Linfoma - 2015

Cada año, unas 7.000 personas son diagnosticadas de linfoma en España. Casi la mitad de los casos de tumores de la sangre corresponden al linfoma no Hodgkin (LNH) y menos del 50% son curables.

15/09/2015. Como cada 15 de septiembre, hoy se celebra el Día Mundial del Linfoma, una jornada que tiene como objetivo incrementar el conocimiento sobre la enfermedad entre la sociedad.

Desde la Fundación Josep Carreras, nos unimos a esta iniciativa con el fin de informar sobre este tipo de hemopatía maligna y sobre los avances que llevamos a cabo a través de nuestro Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, concretamente en esta área.

¿Qué son los linfomas?

Los linfomas son un conjunto de enfermedades cancerosas que se desarrollan en el sistema linfático. Son los tumores sólidos hematológicos para diferenciarlos de las leucemias y otros cánceres de la sangre. Se producen debido a la proliferación neoplásica de células de los tejidos linfoides.

El tejido linfoide se encuentra fundamentalmente en los ganglios linfáticos, por lo que los linfomas se caracterizan generalmente por la presencia de ganglios linfáticos de tamaño aumentado. Sin embargo, también hay células linfoides en otros muchos órganos, por lo que los linfomas pueden afectar al tubo digestivo, al bazo, al hígado, al pulmón, a la médula ósea, etc.

Tradicionalmente los linfomas se clasifican en dos grandes grupos: linfoma de Hodgkin (LH), y  linfoma no Hodgkin(LNH). De este último existen más de 60 variedades o subtipos diferentes. En España se diagnostican cada año unos 6.000 nuevos casos de linfoma no Hodgkin (LNH) y, de hecho,  es el cáncer hematológico más frecuente: casi la mitad de los casos de tumores de la sangre corresponden a un LNH.

Otra forma de clasificar los linfomas es en linfomas agresivos e indolentes. Los linfomas agresivos se desarrollan muy rápido pero son más sensibles a los tratamientos y se pueden curar aproximadamente en tres cuartas partes de los casos. Los indolentes son más lentos pero menos curables de forma definitiva, aunque los pacientes pueden vivir muchos años prácticamente sin síntomas debido a los nuevos tratamientos. 

Nuestra labor de investigación

La investigación es fundamental para que tengamos más herramientas para curar definitivamente estas enfermedades oncológicas de la sangre. En el laboratorio del campus ICO-Germans Trias i Pujol del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras se investiga sobre el papel de los virus en el desarrollo de determinados tipos de linfomas, sobre todo los que se presentan en personas con inmunodepresión como son los relacionados con la infección por el VIH. Este grupo de población tiene un riesgo más elevado de desarrollar un linfoma y tradicionalmente tenían un peor pronóstico. El grupo de linfomas del IJC del campus ICO-Germans Trias i Pujol ha publicado este año un trabajo en el que se demuestra que los pacientes con infección por el VIH que tienen un linfoma, hoy en día tienen las mismas probabilidades de curarse que los pacientes sin esta infección.

También se está trabajando en la búsqueda de moléculas presentes en la sangre que puedan detectar la presencia de un linfoma de manera temprana y así poder iniciar el tratamiento cuanto antes. De manera especial se trabaja en los pacientes inmunodeprimidos en la búsqueda de factores que permitan aplicar tratamientos más efectivos a aquellos pacientes con tipos de linfomas que todavía son difíciles de curar.

El grupo de linfomas del IJC del campus ICO-Germans Trias i Pujol participa, además, en numerosos ensayos clínicos con nuevos y prometedores fármacos. El objetivo es investigar si estos nuevos fármacos pueden aumentar la eficacia frente a los tratamientos convencionales disponibles, así como disminuir su toxicidad. Como ejemplo de esto último, en la actualidad este grupo lidera un estudio en España en el que los pacientes con linfoma difuso de células grandes (el tipo de linfoma más frecuente) pueden recibir quimioterapia con fármacos menos perjudiciales para el corazón respecto al tratamiento de quimioterapia convencional.

Otro de los subtipos de linfomas en los que el grupo está investigando es el linfoma de Burkitt, un tipo de linfoma que se cura en aproximadamente un 75% de los casos, pero con un tratamiento de quimioterapia agresivo, lo que hace necesario desarrollar nuevos tratamientos con menos toxicidad. 

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:25