Francesc

Quién días pasa...¡¡¡Años Empuja!!!

Paciente Francesc 1

Paciente Francesc 2

Francesc, en el mismo lugar, antes y después de sufrir leucemia

"El día 21 de abril de 2004 tuve la suerte de poder hacerme un autotrasplante de médula ósea. Ya han pasado 6 años y mi vida es otra.

Tendríamos que retroceder hasta finales del año 2002, cuando fui a ver a mi médico de cabecera para explicarle que tenía unos pequeños ganglios en el cuello y que me encontraba un poco cansado. No le dio mucha importancia pero me hizo unos análisis rutinarios.

Pasados 3 días y, una vez comprobados los análisis, el médico no se los creyó y me hizo repetirlos. La segunda vez ya ordenó mi ingreso en el hospital.

Desde entonces, análisis, pruebas y más pruebas... hasta que en diciembre de 2002, el oncólogo del Hospital Clínic me diagnosticó una LLC (Leucemia Linfática Crónica).

Mi primer pensamiento fue: "Francesc ya lo ha hecho todo". Pero estaba muy equivocado. Mis hijos y mi mujer me dieron el mejor tratamiento que cualquier enfermo necesita "AMOR Y VALENTÍA". Sabía que no tenía que luchar sólo por mi, tenía que hacerlo por ellos.

 Paciente Francesc 3

Francesc, durante su tratamiento en el Clínic de Barcelona

Los tratamientos que seguí, y que fueron muy traumáticos, se superaron gracias a los que tenía a mi lado. No sólo mi familia sino también la Fundación Josep Carreras, que me facilitó un piso de acogida al lado del hospital y así poder ser uno de los primeros autotrasplantados que podíamos recibir atención sanitaria sin estar ingresados.

Paciente Francesc 4

En uno de los pisos de acogida de la Fundación Josep Carreras cercano al Hospital Clínic de Barcelona.

 

Mientras me recuperaba del autotrasplante tuve la suerte de recibir uno de los mejores tratamientos posibles: mi hija mayor me hizo abuelo. Con este nacimiento y el apoyo de todos he podido superar lo que en el 2002 me parecía imposible.

En el trascurso de estos años, mis recuerdos son sólo positivos y he conseguido vivir el día a día con toda la intensidad posible. Además de vivir, me he dedicado a intentar colaborar con la Lliga contra el Càncer de Lleida y con la Fundación Josep Carreras organizando campañas divulgativas para concienciar a la gente de la necesidad que tenemos todos de que muchas personas se hagan donantes de médula ósea y las futuras madres que den el cordón umbilical para salvar vidas.

A todos los que están empezando a pasar por este mal trago de superar una leucemia, yo quisiera decirles que no se dejen ganar por la enfermedad, que luchen, que no escondan su diagnóstico y, que vivan el día a día como se suele decir en catalán "Qui dia passa, anys empeny" (Quien día pasa, años empuja). La vida es lo mejor que nos ha pasado a todos. Vivid con ilusión".

Francesc Rosselló

 

Paciente Francesc 5

 

Escrito de Francesc a un diario sobre los bancos de cordón umbilical:

"Hola. Soy Carla, bueno, así es como creo que me llaman mis futuros padres y abuelos porque yo tengo intención de nacer en octubre. Mi madre se llama Mónica y la he oído hablar muchas veces sobre que hay muchos niños y niñas que tienen una enfermedad que se llama leucemia. Yo no sé qué es pero creo que se trata de una enfermedad de la sangre en la que muchas veces, para curarse, es necesario un trasplante de médula ósea, pero resulta que los mayores no son muy sensibles a hacerse donantes y entonces muchas de las personas que lo necesitan se acaban muriendo.

Mis padres dicen que cuando yo nazca, en vez de llevar un pan debajo del brazo, llevaré la posibilidad de que uno de estos niños se salve. Yo no lo entiendo pero, además de tener ganas de conocer a mi familia, también tengo ganas de ayudar a que ese niño o esa niña puedan disfrutar de sus padres como yo creo que lo haré de los míos.

Mis abuelos están muy contentos de que nazca por todo lo que representa una nueva vida. El abuelo Francesc, que es el padre de mi madre, resulta que tiene esta enfermedad pero él ha podido hacerse un autotrasplante, que es como que las células para el trasplante se las han sacado a él mismo. Él habla mucho de esta enfermedad y oigo que explica las diferentes maneras de donar médula ósea. Primero hay que convencer a las personas de entre 18 y 55 años para que entren a formar parte de todos los voluntarios que hay en el mundo, que por cierto, esto lo controla el REDMO (Registro de Donantes de médula Ósea), de la Fundación Josep Carreras, que son los que trabajan muy intensamente en la captación de donantes.

Mi abuelo dice que la persona que llega a donar médula ósea no sufre ningún tipo de dolor, ya que se hace con una punción en la cadera y esto se hace con anestesia. La otra manera es con sangre periférica, que representa que al donante le sacan las células necesarias sólo a través de la sangre. La otra, que es cuando yo empiezo a tener protagonismo, es que, cuando nazca, el cordón umbilical que me une a mi madre lo podrán aprovechar para sacar las células necesarias para salvar una vida".

Vídeo hecho por Francesc para celebrar los 8 años de su autotrasplante de médula ósea.

En nombre de Francesc, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ 

Página web actualizada 21/07/2019 06:23:11