Ibai

"Hola me llamo Igor y soy el hermano de Ibai, un niño, y digo niño porque aun teniendo 19 años, es el niño de la casa. Ibai tiene Síndrome de Down y lleva 11 meses luchando y, por qué no decirlo, ganando la batalla contra una leucemia linfoblástica aguda.

Ibai, paciente de leucemia

Todo empezó un día 18 de octubre. Días previos a este día, su profesora ya nos iba diciendo que le notaba raro: muy cansado, sin ganas de hacer cosas... Ese día 18 nos llamó por teléfono y nos comentó que tenía fiebre y que le notaba muy blanco de cara. Así que le llevamos al ambulatorio, y nos dio cita para una analítica urgente para el día siguiente. Al llegar a casa, nos quedamos intranquilos y decidimos acudir a las urgencias del hospital San Eloy de Barakaldo. Le realizaron la analítica y nos comentaron que estaba con una anemia muy fuerte, pero nos mandaron para casa.

Al día siguiente, nuestra sorpresa fue una llamada del hospital de Cruces, diciendo que les habían remitido las analíticas. Nos dijeron que fuéramos con él,  que tenían que hablar con nosotros, y la noticia cayó como un jarro de agua fría. Era una leucemia linfoblástica aguda, tenia que ingresar de inmediato y comenzar el tratamiento con quimioterapia.

A partir del primer ingreso, y después de 10 ingresos más, para tratamiento y por infecciones varias, el 25 de mayo de 2011, tras acabar con la denominada fase de reinducción del tratamiento, Ibai se puso muy contento porque le daban el alta y podía ver en su casita la final de la Copa del Rey, que la jugaba su Athletic de Bilbao de los amores. En Navidad, sus ídolos del Athletic de Bilbao, Javi Martínez y Ander Herrera, se portaron muy bien y pasaron a visitar a mi hermano por el hospital de Cruces.

Ibai, paciente de leucemia, con Javi Martínez y Ander Herrera

Ibai, en Navidad, junto a sus ídolos: Javi Martínez y Ander Herrera

El día del alta Ibai estaba feliz de irse para su casita. Este día ha marcado un antes y un después en la enfermedad de mi hermano. 15 días después comenzó con la fase de mantenimiento y no ha tenido que ingresar más en el hospital. Como digo yo, ¡es gigante y tan pequeño aún! Ibai siempre tuvo una sonrisa y cuando nos veía tristes, siempre nos decía: "Tranquilos, si estoy muy bien." ¡Menuda lección que nos ha dado el pequeño!

Ibai, paciente de leucemia, el día del alta

Ibai, el 25 de mayo, día en que le dieron el alta

Nos han comentado los hematólogos que, en breve, en cuanto haga el año del diagnóstico, terminará con la quimio intravenosa mensual que aún le dan y podrá volver al colegio, aunque ha pasado un verano bastante normal dentro de lo que cabe.

Nuestro plan es éste: volver a la vida normal y disfrutar las pequeñas cosas que nos da la vida, que nunca nos damos cuenta que son las más importantes. ¡Un saludo amig@s de la Fundación Josep Carreras, que en momentos bajos me habéis dado alas, con este sección!

¡Gracias y un abrazo a tod@s!"

Igor (Hermano de Ibai)

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:23