Judith

LOS PLANES DE JUDITH, UNA GRAN MAMÁ

Judith

"Os explico mi pequeña y gran historia por si a alguien le sirve de apoyo. La verdad que ahora es como un recuerdo malo pero a la vez bueno. Después de pasar por algo así ves la vida de otra manera, las cosas pequeñas las valoras mucho más. Bueno empiezo por el principio como llegué a enterarme de la enfermedad, porqué mi caso... hay madres que dan la vida por sus hijos, en mi caso vino mi hijo a dar la vida por mí.

En noviembre del 2003 me quedé embarazada y el día de Navidad empecé tener pérdidas. Al final, el día de Año nuevo aborté. En febrero de 2004, mi ginecóloga me dijo que ya estaba bien y que lo podíamos volver a intentar.

Así que, en marzo me entero de que vuelvo a estar embarazada y, como había tenido el aborto, la ginecóloga me hizo los primeros análisis muy pronto. Me acuerdo como si fuera ahora mismo: un lunes me hice los análisis y el miércoles estaba trabajando y me llamaron porque tenía que ir a la ginecóloga urgentemente.

Cuando acudí allí me remitieron a una hematóloga y ésta me dijo que fuese sin falta al hospital. Acudí al Clínico de Zaragoza con la documentación que me habían dado y allí, por cómo me trataron en urgencias, mi marido y yo empezamos a pensar que pasaba algo y gordo. Efectivamente después de una hora y media, cuando salieron los análisis, me explicaron lo que pasaba: tenía Leucemia. La verdad es que los médicos lo primero que me dijeron era que al llevar tan poco tiempo de embarazo tendrían que hacerme un aborto porque el peque no resistiría la quimioterapia. El mismo lunes me hicieron el legrado y el martes empezaron la quimio.

Como comprenderéis para todos se nos cayó un poco el mundo encima después de estar tan contentos por el embarazo. Era el primer niño para todos, pero bueno... los médicos siempre fueron muy optimistas conmigo. Lo primero que me dijeron fue que como la enfermedad no llevaba mucho por mi cuerpo, eso era muy bueno para ellos, porque el resto de los órganos no habían sufrido. Para mí lo más duro fue estar ingresada durante un mes en una habitación de 5 metros sin ver la calle porque era un sótano, pero estuve muy arropada por mi familia, amigos, enfermeras y siempre estaré muy agradecida a mis médicos, el Dr. Palomera, la Dra. Olave y el Dr. Fuertes que fueron quienes estuvieron conmigo.

Durante la primera sesión de quimioterapia ya me indicaron que la enfermedad había remitido, pero había que seguir el protocolo o sea que así estuvimos hasta diciembre y me hicieron un autotrasplante.

Cuando terminé todo el problema, a mi me quedó una menopausia precoz por lo cual no podría tener hijos. Me informé de todo con mi ginecóloga y me indicó que en Valencia existía la clínica IVI y que, con óvulo de donación, podría ser madre. Así lo hicimos. Mi marido y yo lo teníamos muy claro, y en enero de 2008 tuve una niña preciosa. La verdad es que tuve mucha suerte porque en la primera fecundación ya me quedé embarazada".

Judith

Si quieres leer una entrevista a Judith, haz clic AQUÍ 

En nombre de Judith, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ

Página web actualizada 09/12/2019 19:54:20