Lourdes

"DE LA TUMBONA DE PLAYA A LA CAMA DEL HOSPITAL"

"Saludos a todos!

Me llamo Lourdes y tengo 51 años. Os cuento mi experiencia con la leucemia. El 23 de Julio de 2009, durante mis vacaciones en la playa, termino de comer y me empieza un dolor en el bazo soportable, que va aumentando por horas. Ese día vamos a cenar a Puerto Banús, pero ya no pude terminar de cenar y de vuelta al hotel, decido pasar por urgencias en el Hospital Costa del Sol de Marbella, donde proceden a efectuar una analítica y placa abdominal. En resumen, me dicen que es muscular y abandono el Hospital con una pastillita y nada más.

Al día siguiente, estábamos comiendo en el chiringuito de la playa y me llaman al móvil diciéndome que acuda para repetir la analítica porque ven células "raras". Voy con más miedo que otra cosa, y una vez allí, me confirman o confirmo yo con mis palabras, si era leucemia. Al decirme que sí, me bloqueé, no supe reaccionar, ni llorar, ni pensar, ni hablar, ni nada de nada, sólo veía la palabra leucemia como si no fuera conmigo. ¿Cómo iba yo a tener esa terrible enfermedad? La Doctora que me trató, quiso ya ingresarme y empezar el tratamiento, pero le dije que yo no vivía allí y tenía a mis hijos en Madrid, por lo que me mandó urgentemente al Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

El día 24 en la tumbona de la playa y el 25 en la cama del Hospital! Todos los que me veían no podían creerlo, traía un color precioso de playa, no me sentía cansada, ningún dolor ni malestar, sólo el dolorcillo del bazo, que siempre pensé que eran gases, nada más. Desde el primer momento que ingresé, aconsejada por la Doctora del Costa del Sol, ya no me dejaron en ningún momento, me hicieron mil pruebas, análisis de sangre y demás y finalmente, le pusieron apellidos a mi leucemia: LEUCEMIA MIELOIDE AGUDA.

Entonces, una vez con los resultados de la punción de médula, empecé la quimio 3 días después de mi dolorcillo de bazo, ¿quién me lo hubiera dicho? Gracias a todos los que han estado a mi alrededor he pasado este "bache" lo mejor que se puede pasar, difícil eso de mejor, pero se pasa, son días durísimos, tremendos, que no sabes muy bien por qué te toca vivirlos, los aceptas, pero ¡qué mal te sientes, tanto física como mentalmente! Sólo deseas salir a la calle y respirar aire. Mi primer ciclo fue de un mes justo sin salir de la habitación, así que casi celebraba el que me bajaran a hacer pruebas, por el simple hecho de salir y ver el pasillo largo hasta que llegábamos. De la comida mejor ni hablemos.

El 2º ciclo fue el peor, tuve neumonía y muy grave (de eso me enteré cuando ya pasó), miles de pastillas, de pruebas a diario y sin pelo ¡madre mía! Mi pelo, toda mi vida lo he llevado largo y es muy traumático que te lo rapen porque se te cae a mechones. Entonces piensas, ¿soy yo?, pensaba en las películas, y es cuando lloras, cuando se le cae el pelo al protagonista. Es muy duro verte así, al principio empiezas usando pañuelos porque no quieres verte "tan fea", pero como estás tan incómoda, al final ya ni te lo pones. Resumo, he necesitado 5 ciclos de un mes aproximadamente cada uno.

Ahora estoy en remisión completa, revisión cada tres meses y espero seguir así. Quiero nombrar a mi familia, mi marido e hijos, que han sido inmejorables conmigo, mis 3 hermanas que a pesar de vivir lejos de mi, no me han dejado sola en ningún momento, mis sobrinos, mis amigos y sobre todo a ti, Juanqui, que me lo has hecho todo mucho más fácil. Mi plan es este: QUIERO SEGUIR VIVIENDO AL LADO DE TODA MI GENTE!!! Muchos besos a todos y ánimos".

Lourdes

Lourdes 1
Lourdes durante su estancia en el Hospital

Lourdes 2
Lourdes, actualmente

En nombre de Lourdes, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ

Página web actualizada 19/06/2019 05:28:22