Montse

GANAS DE VIVIR!

"Hola, mi nombre es Montse y os quiero contar mi experiencia personal: Este año he cumplido 14 años de nueva vida. Acabo de cumplir 40 años. A mí, como a todos los que nos toca pasar por una experiencia tan brutal como ésta, el cáncer me cogió completamente desprevenida. Antes de diagnosticarme la LMA (Leucemia Mieloide Aguda), pasé por una intervención a vida o muerte debido a una rotura de un quiste ovárico. Una vez detectada mi enfermedad y comenzado el proceso protocolario de los ciclos, fui intervenida de una pericarditis, sufrí bajadas de tensión de las que salía a duras penas, dolores interminables e insufribles, 3 catéteres en menos de 8 meses por infecciones varias.... Y al final de ese severo tratamiento, cargado de, a veces, insospechados efectos secundarios, me esperaba la generosidad incondicional de mi adorada hermana, MªJesús y su donación de médula. Mi trasplante fue un contrarreloj ya que en aquel momento mi hermana estaba embarazada de mi queridísima sobrina Raquel. Esta niña antes de nacer ya sabía que tenía algo muy importante que hacer en su vida: "adelantarse un mesecito y nacer sana para que su madre se pudiera recuperar lo antes posible para donarme su médula". Tras el trasplante, la vida no fue color de rosa en absoluto. Fueron días, semanas y meses de auténtica lucha para sobrellevar los efectos secundarios que me acechaban. Algunos me han acompañado años. Mi cadera izquierda quedó seriamente dañada por la ingesta de corticoides a dosis masivas tras mi rechazo inicial de médula. No fueron tiempos fáciles, es cierto, pero lo que yo cada día me preguntaba era: Por qué yo me he quedado y otros no?

Hace 1 año, decidí operarme la cadera y colocarme una prótesis a pesar de la desaprobación de los médicos debido a mi edad. Desde entonces, y una vez superados los primeros meses de recuperación, mi vida ha cambiado completamente: he vuelto a montar en bici después de 14 años, a practicar yoga o natación, a pasear sin tener que sentarme en un banco cada 5 minutos, o quedarme bloqueada sin poder moverme. He recuperado la alegría, la ilusión por la vida, las ganas de afrontar nuevos proyectos... Hasta operarme de la cadera había viajado, trabajado..., pero siempre con múltiples limitaciones y dolores. Hoy, sin embargo, me despierto cada día con la tranquilidad de que mi "alien" se ha adaptado a mi cuerpo completamente. Ello me permite disfrutar aún más de cada instante y mirar al mundo con humildad y agradecimiento.

Mi plan de vida: VIVIR!!!!

Un abrazo para todos los que os encontréis en plena batalla y toneladas de fuerza y esperanza para enfrentar el día a día. El sol, también, sale por nosotros cada día".

Montse

Paciente Montse 1
Montse con su hermana MªJesús

Paciente Montse 2
Montse después del trasplante

En nombre de Montse, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ

Página web actualizada 27/06/2019 12:15:58