Raúl

"Raúl, nuestro hijo de un año, llevaba varias semanas con fiebres que iban y venían sin motivo aparente. Las diversas visitas al Centro de Atención Primaria no indicaban ninguna anomalía fuera de lo común. Sin embargo, un domingo 26 de junio de 2011 nos decidimos a ir de urgencias al Hospital de Nens de Barcelona, donde al verle el pecho y la espalda salpicados de hematomas, decidieron hacerle una analítica de sangre. Al cabo de unas horas nos sentaban en un despacho con varios médicos para comunicarnos lo peor: los niveles en sangre de glóbulos rojos, leucocitos, plaquetas estaban por los suelos. Raúl tenía leucemia.

Raúl, paciente de LMA

En dos horas estábamos en la UCI de Pediatría del Hospital de Sant Pau de Barcelona, con nuestro hijo entubado y recibiendo transfusiones de sangre y plaquetas. No dábamos crédito a lo que estábamos viviendo, estábamos totalmente hundidos.

Tras un aspirado medular vino el diagnóstico, que no podía ser peor: leucemia mieloblàstica aguda M7 de alto riesgo, un caso atípico. Raúl necesitaba un trasplante de médula ósea pero aun así la posibilidad de curación era de un 40%.

Ya que ninguno de nosotros, ni siquiera su hermana, fuimos compatibles, la Fundación Carreras inició la búsqueda de donante no emparentado de médula ósea. A los dos meses llegó la gran noticia: se había encontrado una unidad de sangre de cordón umbilical de un bebé nacido en Nueva York, totalmente compatible con Raúl. Le hicieron el trasplante el 16 de noviembre de 2011, quizá esta fecha sea su segundo cumpleaños.

Durante los siete meses de hospitalización, encerrados en una habitación aséptica, Raúl se portó como un campeón. A pesar de que pasamos momentos muy difíciles, nunca perdimos las ganas de luchar gracias a que él no perdió nunca sus ganas de jugar. Cada día nos regalaba su cariño y la mejor de sus sonrisas.

Ahora, un año después del trasplante, Raúl esta estupendamente. Sus analíticas van saliendo perfectas y puede hacer vida normal. Desde que salimos del hospital hace un año, no hemos tenido que volver más que a las revisiones mensuales.

Raúl, paciente de leucemia mieloblástica aguda

Desde aquí mis más sincero agradecimiento a la Fundación Carreras así como a la Dra. Isabel Badell del servicio de hematología pediátrica del Hospital de Sant Pau de Barcelona y a todo su equipo médico y de enfermería. Hacéis una labor de un valor incalculable."

Abel (padre de Raúl)

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:23