Raúl

La médula de un valiente

Raúl es de San Fernando (Cádiz) y nació en 2005. Cuando sólo tenía 3 años le diagnosticaron una leucemia mieloide aguda. Tras muchos meses de tratamiento y quimioterapia, finalmente sus médicos decidieron que necesitaba un trasplante de médula ósea. Como su hermana Yolanda y sus padres no eran compatibles con él, el hospital solicitó a la Fundación Josep Carreras una búsqueda de donante no emparentado.

Paciente Raúl 1

Paciente Raúl 2

Paciente Raúl 3

Raúl, cuando estaba en tratamiento

Como para cualquier petición, el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) de la Fundación Josep Carreras inició la búsqueda entre los 18 millones de donantes que hay en el mundo y localizó un donante alemán compatible con Raúl. El pequeño se sometió a esta intervención en 2009.

Paciente Raúl 4

Paciente Raúl 5
Raúl y Yoli, su hermana

En ese momento, el plan de Raúl para cuando fuese mayor era...¡ser Buzz Lighyear! Ahora, seguramente debe haber "modificado" un poco sus planes pero seguro que sigue siendo un valiente.

Paciente Raúl 6
El astronauta Buzz Lightyear de la película Toy story

Su padre, Pablo, socio y colaborador de la Fundación, recuerda con cariño el primer día de colegio de Raúl. "No pudo empezar el colegio cuando le correspondía por su edad porque apareció la enfermedad. ¡Dos años y 4 días después fue al colegio por primera vez!". Ese día, los padres de Raúl estaban preocupados por los posibles golpes que se pudiera dar a la hora del patio pero, como explica Pablo, Raúl actuó como si lo hubiera hecho toda la vida. "Una vez dentro del colegio, saludó a sus compañeros, se colocó en la fila y se puso a jugar con otros dos niños que tenía cerca, saludó a una niña... todo con la normalidad con la que lo hacen los niños. Mientras, a mí me costaba trabajo mirarlo y aguantar las inmensas ganas de llorar que tenía. Yolanda se fue al patio de los mayores con su habitual sentido de la responsabilidad, demasiada para una niña de 9 años.... A la vuelta, sus primeras heridas (codo y rodillas), empujó a un niño mientras corrían porque hacía trampas, y se cayeron los dos..., su primera regañina en casa (por hacer eso), aunque me sintiera feliz por ello", explica Pablo.

Paciente Raúl 7

Raúl, junto a toda su familia

Paciente Raúl 8

Actualmente

Ya ha pasado un tiempo y Raúl vive una vida como la de cualquier niño de su edad pero siempre tendrá en él algo "diferente": la médula de un alemán que le salvó la vida y que le hará luchar siempre como un valiente.

Si quieres leer toda la historia de Raúl en el blog que fue escribiendo su padre durante el tratamiento, haz clic AQUÍ.

En nombre de Raúl, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ 

Página web actualizada 01/12/2021 03:25:33