Sonia

¡¡CARPE DÍEM!!

Paciente Sonia 1

Sonia, muy sonriente.

"Hola, me llamo Sonia Fernández. Desde hace 25 años, mi vida está ligada a la palabra PTI, por lo que podría decirse que somos un matrimonio que celebra sus bodas de plata, recordando sus buenos y malos momentos, pero siempre con una gran sonrisa al poder celebrar un año más de unión...

Yo no recuerdo el inicio, ni los síntomas, ya que fueron mis padres los que, a la edad de 5 años, notaron que su primera hija presentaba cardenales y manchas de muy difícil explicación.

El primer diagnóstico fue una hipersensibilidad de la piel, que posteriormente pasó a ser un cuadro de meningitis, suministrándome el tratamiento oportuno, y tras varios diagnósticos errados y una punción de médula, con el fin de descartar una posible leucemia, mi familia conoció por primera vez la palaba Púrpura Trombocitopénica Idiopática (PTI), entendiendo lo que suponía para su hija vivir con 10.000 plaquetas.

El destino, la casualidad, o simplemente la suerte, puso en nuestro camino a un hematólogo (que por respeto, no nombraré), que me "adoptó" y me enseñó desde muy niña que no era una enferma, simplemente era una persona "especial". Recuerdo cada una de sus palabras, los duros tratamientos, la operación en la que me extirparon el bazo con 9 añitos...., pero lo que más recuerdo, es el apoyo de quiénes me rodeaban, sus palabras de ánimo, su cariño, sus noches en vela....

No voy a negar que hubo momentos en los que no entendí el por qué, sobre todo porque me sentía culpable de cada una de las lágrimas que mis seres queridos tenían que derramar, pero el tiempo, como se suele decir, lo cura todo, y hoy, a pesar de que mis cicatrices siempre tardan más en curarse, sólo tengo en mi cabeza buenos recuerdos de aquellas experiencias...

Tengo 29 años, una media de 50.000 plaquetas y una vida llena de sueños y de proyectos. Trabajo desde hace cuatro años como técnica de orientación y empleo, terminé mi carrera y desde hace dos años vivo con mi pareja, que siempre ha sabido apoyar y respetar esos pequeños descansos que alguna vez tengo que hacer para coger fuerzas, pero sobre todo, tengo la suerte de poder estar escribiendo estas líneas, que espero, suenen a optimismo, porque quienes me conocen, siempre destacan esa cualidad en mí.

Mi premisa es "Carpe Díem" y sólo espero que mis palabras produzcan eso a quien las lea, que disfrute del momento, de la suerte de ser "especial", porque nos hace ver la vida desde otra perspectiva. Ánimo a todos y a todas y un abrazo desde Galicia!"

La investigación científica centrada en las hemopatías malignas es fundamental. Lo es más aún cuando se trata de enfermedades poco frecuentes como la que nos cuenta Sonia. La misión principal de la Fundación Josep Carreras es conseguir que la leucemia y las demás enfermedades malignas de la sangre sean curables. Para ello, sólo existe una respuesta: investigar más y mejor!

En nombre de Sonia, hazte socio de la curación de la leucemia y las demás hemopatías malignas AQUÍ, nos ayudarás a continuar investigando para que, algún día, estas enfermedades sean 100% curables. Con muy poco puedes hacer mucho. ¡Gracias!

Infórmate sobre la donación de médula ósea, AQUÍ 

Página web actualizada 26/04/2019 11:45:56