Un equipo del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras examina el efecto de la infección por VIH en pacientes que están siendo tratados por un tipo de linfoma no Hodgkin agresivo

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC) ha estudiado a dos grupos de pacientes (unos VIH positivos y otros libres del virus VIH) que recibieron la misma quimioterapia combinada para el linfoma agresivo de células B. Los resultados de este estudio se acaban de publicar en la revista internacional AIDS.

Un equipo del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras examina el efecto de la infección por VIH en pacientes que están siendo tratados por un tipo de linfoma no Hodgkin agresivo

Como es bien sabido, las personas VIH positivas corren un gran riesgo de contraer otras infecciones y enfermedades. Algunos de estos pacientes pueden desarrollar un tipo de linfoma no Hodgkin agresivo de células B, un cáncer de los ganglios linfáticos.

El tratamiento anti retroviral al que se someten muchos pacientes de VIH hoy en día ha mejorado de forma importante. Actualmente se tratan mediante un conjunto de fármacos destinados a controlar la enfermedad conocido como terapia antiviral combinada o c-ART.

A los pacientes VIH positivos que sufren un linfoma no Hodgkin se les trata mediante una combinación adicional de medicamentos quimioterápicos para tratar el cáncer. Hasta ahora ha habido muy pocos datos sobre las diferencias en la curación y la supervivencia entre las personas con este tipo de linfoma que tienen el VIH y los que no lo sufren. Además, todavía se debate si los pacientes VIH positivos deben ser tratados para el linfoma de la misma forma que los VIH negativos.

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC) ha estudiado a dos grupos de pacientes (unos VIH positivos y otros libres del virus VIH) que recibieron la misma quimioterapia combinada para el linfoma agresivo de células B. Los resultados de este estudio se acaban de publicar en la revista internacional AIDS.

Este estudio, que se ha llevado a cabo con muestras de pacientes de diversos hospitales españoles, ha sido dirigido por la Dra. María Joao Baptista del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC), que trabaja en la línea de investigación del centro dedicada a las neoplasias linfoides linfoide dirigida por el Dr. José Tomás Navarro.

La Dra. Baptista comenta: “es importante llevar a cabo este tipo de estudios con el fin de saber exactamente cuánto es eficaz el tratamiento para el linfoma en pacientes infectados por el VIH y cómo mantenerlos sanos por más tiempo. En pocas palabras, cuando la gente está tomando combinaciones de medicamentos tan importantes es esencial saber que los beneficios superan los efectos secundarios”.

Este estudio muestra que, aunque el linfoma suele ser más agresivo en las personas infectadas por el VIH, los resultados en cuanto a la curación son los mismos que en las personas que no tienen el virus VIH. Esto demuestra que los pacientes infectados por el VIH tienen la misma probabilidad de ser curados del linfoma no Hodgkin que los VIH negativos.

Sin embargo, la investigación concluye también que el tiempo de supervivencia global de estos pacientes es más corto, a pesar de vivir libres del linfoma que los pacientes VIH negativos. Esto se debe a que, a pesar de superar el linfoma, los pacientes infectados por el VIH acostumbran a tener complicaciones u otras neoplasias relacionados con el VIH. Como para todos los pacientes, el diagnóstico precoz y mejorar en el tratamiento para el linfoma es esencial. Además, para los pacientes infectados por el VIH, la prevención de las complicaciones relacionadas con el virus es fundamental para poder mejorar sus posibilidades en la lucha contra el cáncer.

+ Info:

Revista AIDS

Línea de Neoplasias Linfoides IJC

Maria Joao Baptista

Dr. José Tomás Navarro

 

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:24